¿En qué se parecen un Árbitro de Fútbol y un Camaleón?

Un árbitro de fútbol y un camaleón se parecen mucho más de lo que pueda parecer a simple vista y más de lo que tú puedas imaginar.

Esta comparación no es peyorativa y no pretendo que lo sea. Sin embargo, y como te explicaré más adelante, podrás comprender que no he sido yo el que ha podido equiparar a los árbitros de fútbol con los camaleones.

Pero, voy a ir más allá, porque hay un deporte en el que todos los aficionados, y tú también, si eres aficionado a ese deporte, están obligados a actuar como un camaleón en determinadas jugadas.

Como has podido imaginar, me refiero al fútbol.

Así que, vamos al grano.

Características visuales del Camaleón

Los camaleones son reptiles que puedes encontrar en el sur de España y en otras partes del mundo.

Tienen diferentes características, pero a mí, y para centrarnos en este artículo, la que más me interesa son las características de sus ojos.

El camaleón es el único ser viviente que puede mover sus ojos de manera independientemente, consiguiendo con ello que su campo visual abarque casi los 360°, porque un ojo puede moverse en una dirección y el otro en sentido opuesto.

Esa capacidad, le permite al camaleón ver en todo momento lo que sucede a su alrededor, para localizar a sus futuras presas, así como para estar alerta ante posibles depredadores.

Características visuales del Árbitro de Fútbol

Entre las características visuales de cualquier ser humano, así como de los árbitros y árbitros asistentes del fútbol, cabe destacar las siguientes:

  1. Movimiento coordinado de los ojos: Los ojos del ser humano se mueven los dos al mismo tiempo, de manera coordinada, cuando focalizan un objeto que está en movimiento o cuando miran de un objeto a otro dentro del campo visual.
  2. Campo visual: El campo visual del hombre es de aproximadamente 180 grados en el plano horizontal y de cerca de 130 grados en el plano vertical.
  3. Movimientos oculares: Aunque a simple vista puede ser que algunos no se aprecien, los ojos del hombre tienen diferentes tipos de movimientos, que son los siguientes:
    • Movimientos sacádicos del ojo: Son aquellos movimientos que realiza el ojo humano cuando inspecciona un objeto, cuando la mirada cambia de un objeto a otro dentro del campo visual y durante la lectura.
    • Movimientos de fijación o de seguimiento: Son aquellos movimientos que realiza el ojo humano para fijar un objeto en movimiento y poder seguir la trayectoria de ese objeto.
    • Movimientos de vergencia: La convergencia tiene lugar cuando se intenta enfocar a un objeto que se acerca. La divergencia es lo contrario, la mirada va de una distancia intermedia a un objeto lejano o que se aleja, y ocurre con más frecuencia cuando miramos al infinito.
    • Movimientos Vestibulares: Son necesarios para mantener la vista fija cuando se mueve la cabeza.
    • Acomodación ocular: Es el proceso mediante el cual el ojo cambia el enfoque de un objeto lejano a otro que está más cercano y, también, lo contrario, cambiar el punto de fijación de un objeto cercano a otro más alejado, siempre y cuando ambos estén dentro del campo visual. Para poder realizar la acomodación ocular y mantener enfocados los objetos en la retina, el ojo cambia la convexidad del cristalino.

Y, ahora, te preguntarás para qué sirve todo este rollo, pues bien, sigue leyendo para poder enterarte porque es demasiado importante.

Regla del Fuera de Juego en el fútbol

La jugada del fútbol en la que están obligados a parecerse un árbitro de fútbol y un camaleón es el Fuera de Juego.

Pero no solo es que esté obligado el árbitro de fútbol, sino que también lo están los árbitros asistentes y tú cuando estás viendo un partido de fútbol en directo en un campo de fútbol o por televisión.

Aunque existen más particularidades, el aspecto fundamental de la Regla del fuera de juego es el siguiente:

  • En el momento justo en el que el balón es tocado o jugado por un jugador de su equipo, un jugador se encuentra en posición de fuera de juego si está más cerca de la línea de gol de sus adversarios que el balón y el penúltimo jugador contrario.

Así es como está redactada la Regla número 11, la Regla del Fuera de Juego, en el Reglamento del Juego de la IFAB (International Football Association Board).

¿En qué se parecen un Árbitro de Fútbol y un Camaleón?

En el fútbol, en una jugada de fuera de juego, según exige esta regla, tanto el árbitro como los árbitros asistentes están obligados a mirar al mismo tiempo a cinco objetos diferentes, como ya demostré en este artículo Can the human eye detect an offside position during a football match?, que publiqué en la revista científica British Medical Journal en 2004 y que puedes leer en español aquí: ¿Puede el ojo humano detectar una posición de Fuera de Juego durante un partido de Fútbol?

Esos cinco objetos son: El último y el penúltimo jugador contrario (porque en algunas ocasiones el último jugador contrario no es el portero), el jugador atacante que realiza el pase del balón, el jugador más adelantado del equipo que ataca, al cual va dirigido el pase, y el balón.

Incluso puede haber jugadas en las que tanto el árbitro, los árbitros asistentes y las personas que están viendo ese partido en directo o por televisión, tengan que mirar a más objetos porque haya más jugadores implicados en esta jugada (jugadores que vuelven a su campo para no intervenir en la jugada, jugadores que se quedan estáticos para no intervenir).

No hacía falta ser un lumbreras para llegar a esa conclusión, pero es un aspecto que ha pasado y está pasando desapercibido desde que se instauró esta Regla en el fútbol.

No sé si sabrás que esta Regla se instauró en el fútbol en 1866, y se redactó en su aspecto fundamental, el que has leído en el apartado anterior, en 1925.

Para que te hagas una idea y puedas reflexionar acerca de todo este asunto, en 1925 aún no se conocían los diferentes tipos de movimientos oculares del hombre, porque fueron descubiertos bastantes años más adelante, y mucho menos aún en 1866.

¿Puede un camaleón ver un fuera de juego?

Para que un camaleón pudiera ver y juzgar un fuera de juego en tiempo real, deberían intervenir en la jugada solo dos objetos, porque el camaleón puede dirigir su mirada a dos objetos diferentes al mismo tiempo y saber qué lugar ocupan en el espacio en un momento determinado,

Pero, como en el fuera de juego intervienen, al menos, cinco objetos, el camaleón no está capacitado para ver y juzgar un fuera de juego en tiempo real.

Si el camaleón tuviera cinco ojos, sí que sería capaz de ver un fuera de juego en tiempo real.

¿Puede un árbitro de fútbol ver y juzgar un fuera de juego?

Si el camaleón, que tiene la capacidad fisiológica ocular de observar a dos objetos diferentes al mismo tiempo y seguirlos con sus ojos de manera independiente, no puede ver un fuera de juego en tiempo real, imagínate al árbitro de fútbol que no tiene esa capacidad.

Para todos los árbitros, los intelectuales del fútbol, los sabelotodo y los haters que me puedan poner a parir, aduciendo y justificando que sí se puede ver un fuera de juego en tiempo real, os quiero comunicar que ni en vuestros mejores sueños sois capaces de ver y juzgar un fuera de juego en tiempo real.

¡Vamos por partes!

Podréis argumentar que si todos los jugadores y el balón, que intervienen en una jugada de fuera de juego, están dentro del campo visual del árbitro, de los árbitros asistentes o de vuestro campo visual, si estás viendo un partido de fútbol en directo, eres y son capaces de poder juzgar y decidir si un jugador está en fuera de juego o no.

Pues, ¡nienn! o como se escriba.

Y, ¿cuál es mi conclusión para afirmar lo contrario?

Si has leído mi estudio científico, ya sabrás que para que el ojo humano pueda localizar con exactitud a todos los objetos que hay dentro del campo visual, en este caso jugadores de fútbol, debe de realizar una serie de movimientos oculares.

El problema viene porque para realizar esos movimientos oculares se precisa un tiempo, y ese tiempo es aprovechado por los jugadores de fútbol para cambiar su posición relativa en el terreno de juego y no ser localizados en la posición exacta que ocupaban cuando se produjo el pase del balón, que es el momento exacto en el que hay que juzgar una posición de fuera de juego.

Imagínate dos jugadores: Un defensa que sale de su campo para dejar en fuera de juego al atacante, y un jugador atacante que corre hacia el campo contrario. En el momento en el que se produce el pase del balón, momento en el que se debe de juzgar el fuera de juego, el delantero no está en fuera de juego porque está alejado del defensa en un metro.

O sea, ¡no está en fuera de juego por un metro de distancia!

Si ambos jugadores tienen una velocidad en carrera de 14 segundos en 100 metros (una velocidad en carrera lenta para un jugador de fútbol profesional), una décima de segundo después, si ambos corren en direcciones opuestas, estarían separados en 40 cm. El delantero estaría más adelantado que el defensa en 40 cm.

El ojo humano, cuando todos los jugadores que intervienen en una jugada de fuera de juego están dentro del campo visual, tarda más de una décima de segundo en conocer la posición exacta que ocupaban todos esos jugadores cuando se produjo el pase del balón, por lo que cuando el árbitro toma la decisión y juzga si hay un fuera de juego, ve al delantero más adelantado y, como es lógico, pita juera de juego cuando en realidad no estaba, puesto que cuando se produjo el pase del balón estaba separado del defensa en 1 metro.

Por lo tanto, el ojo humano no está capacitado para juzgar un fuera de juego en tiempo real.

¿Están capacitados los medios tecnológicos para ver un fuera de juego en tiempo real?

No hace falta ser muy listo para responder a esta pregunta.

Hace ya un tiempo que se instauró el VAR en el fútbol y ya has podido comprobar que los árbitros que deciden si ha existido o no fuera de juego tardan en muchas ocasiones dos o tres minutos.

Eso quiere decir, empíricamente, que ni el hombre ni los medios tecnológicos están capacitados para detectar un fuera de juego en tiempo real, tal como exige la regla.

Pero, eso no es justificable bajo el punto de vista científico.

No obstante, ese dilema también lo resolví en 2009, cuando publiqué el artículo científico en Nature Precedings que titulé An offside position in football cannot be detected in zero milliseconds, y que puedes leer aquí en español: Un Fuera de Juego en el fútbol no puede ser detectado en cero milisegundos.

La clave del fuera de juego es la «FÍSICA», porque lo que exige la regla del fuera de juego es que sea aplicada justo en el momento del pase del balón, o sea, no puede pasar tiempo, ni siquiera una milésima de segundo, porque en ese caso los jugadores se pueden mover en el terreno de juego y cambiar sus posiciones relativas con relación a cuando se produjo el pase del balón.

Para localizar en el terreno de juego a todos los jugadores que participan en una jugada de Fuera de Juego, el ojo y el cerebro humano necesitan tiempo.

Un proceso similar ocurre con los medios tecnológicos. En el momento justo del pase del balón cualquier medio tecnológico tiene que emitir una señal que debe ser dirigida a la CPU de un ordenador, pero ese proceso aunque sea una millonésima de segundo precisa tiempo.

El ojo y el cerebro humano y los medios tecnológicos no pueden detectar una posición de fuera de juego en cero milisegundos, en tiempo real.

La clave del fuera de juego es un problema físico: el TIEMPO.

Si quieres conocer los detalles científicos, puedes leer mis artículos que he mencionado anteriormente.

Errores de los árbitros de fútbol

La decisión acerca de si existe fuera de juego en una jugada o no es de sí o no. Por ello, los árbitros ya parten con ventaja puesto que ya tienen un 50% de posibilidades de acertar en si existe o no fuera de juego.

Esa posibilidad no se da jamás en cualquier otra jugada de este deporte.

Sin embargo, existe otro error muy frecuente.

Algunos árbitros asistentes utilizan una técnica que les permita ahorrar tiempo. Intentan tener en su campo visual a los jugadores que pudieran intervenir en la jugada de fuera de juego y sólo están pendientes del sonido del balón cuando se realiza el pase del balón.

Ellos argumentan que con ese procedimiento pueden estar pendientes solo del penúltimo defensa y el jugador más adelantado al que puede ir dirigido el pase del balón.

Sin embargo, está claro que esos árbitros asistentes no estudiaron la asignatura de Física o faltaron a clase el día que explicaron en Física las características físicas del Sonido.

Porque la transmisión de la señal sonora también necesita tiempo, y cuando el árbitro asistente perciba el sonido del golpe sobre el balón para realizar el pase, los jugadores que intervienen en la jugada de fuera de juego ya han podido cambiar sus posiciones relativas en el terreno de juego.

Ventajas y desventajas del VAR en el fuera de juego

El VAR ha abierto la puerta a la tecnología en el fútbol y es un progreso evidente para este deporte.

Con el VAR se pueden solucionar muchas jugadas de fuera de juego mal juzgadas.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y con el VAR puede suceder lo mismo.

Una jugada de fuera de juego es muy manipulable con el VAR, y sobre este tema ya escribiré otro artículo explicándote cómo debería ser juzgada una jugada de fuera de juego con el VAR, dónde tendrían que estar colocadas las cámaras de televisión, así como qué líneas se deberían de ver y trazar, no solo esa azul y roja que siempre vemos por televisión.

Pero, a pesar del VAR, siguen existiendo errores muy graves al juzgar un fuera de juego.

Me refiere a esas jugadas que son señalizadas como fuera de juego por el árbitro asistente en la zona de tres cuartos del campo y que son inmediatamente pitadas por el árbitro, y que en realidad el jugador no está en fuera de juego.

En esas jugadas no interviene el VAR y son cortadas de raíz, cuando el ojo y el cerebro del árbitro asistente y el árbitro no están capacitados fisiológicamente para detectarlas en tiempo real y juzgarlas.

Esas jugadas podrían terminar en gol, por lo que se causa una injusticia al equipo «no infractor» y también a los aficionados de ese equipo, por no hablar del perjuicio económico que supone para ese club una jugada de fuera de juego mal juzgada.

Repercusiones de mi investigación científica sobre el fuera de juego

La repercusión en medios de comunicación cuando publiqué mis artículos científicos en 2004 y 2009 fueron muy importantes.

Aquí puedes ver el reportaje que hizo sobre mi investigación la cadena de Televisión Pública alemana WDR, para su programa de televisión Sport Inside. Si sabes alemán y estás interesado en verlo, aquí te lo dejo. Dura 10,46 minutos y mi intervención está en los últimos 2,30 minutos.

DER SPIEGEL publicó este artículo:

Francisco Belda Maruenda Der Spiegel

También, otros medios de comunicación como The Guardian, la BBC, así como algunos españoles y que puedes leer en la hemeroteca o realizando una búsqueda en google con las palabras «maruenda and offside».

Incluso José María García-Aranda, cuando era Jefe del Departamento de Arbitraje de la FIFA, tenía un enlace en su web personal a mi investigación.

Por lo tanto, repercusiones muchas, pero resultados pocos, porque hoy en día los árbitros de fútbol y los árbitros asistentes siguen siendo obligados a aplicar una regla para la cual no están capacitados fisiológicamente.

No existe error humano cuando se juzga mal un fuera de juego porque el ojo y el cerebro humano están incapacitados fisiológicamente para juzgar de forma correcta una jugada de fuera de juego.

Si has leído con atención el artículo, ¿Cuál es ahora tu opinión?

Déjame un comentario y, si te parece interesante, compártelo en tus redes sociales.

¡Que tengas un día maravilloso!

  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.